LA REALIDAD HISTÓRICA DE LOS FANTASMAS ROMANOS EN YORK

Hoy hemos rescatado una historia de fantasmas para celebrar Samhain. No os traemos una historia de fantasmas sin más, sino que vamos a entrar en la veracidad de esta. A algunos os sonará la famosa historia de los fantasmas romanos de York, sin embargo, para aquellos que no sepan a que fantasmas nos estamos refiriendo pasaremos a relatar la historia brevemente.

LA HISTORIA DE HARRY MARTINDALE

Según se cuenta, todo ocurrió en la Casa del Tesoro de York en 1953 donde un joven fontanero llamado Harry Martindale estaba realizando unas reparaciones en el sótano de la mansión. De repente escucho un sonido similar a un trompeta y de una de las paredes apareció una legión romana en formación de marcha lo cual causó un profundo terror a nuestro protagonista que huyó inmediatamente a relatar lo sucedido.

Obviamente fue tildado de loco, pero no solo por haber visto unos supuestos fantasmas sino por la descripción que dio de los mismos y ahí es donde queremos llegar. Según Harry, los soldados romanos iban con cascos con plumas, vestidos de verde, con escudo circular, espada larga y daga en el costado derecho. Esta descripción no respondía en absoluto a la imagen que se tenía de las todopoderosas legiones romanas por aquel entonces, ni hoy en día tampoco tememos reseñar.

LA REALIDAD HISTÓRICA DE HARRY MARTINDALE

¿Estaba alucinando nuestro afable Harry? Bien, en primer lugar, cabe destacar que la ciudad de York fue un importante emplazamiento romano llamado Eboracum, el cual se situaba cerca de la frontera con el inhóspito Norte. La ciudad tenía un papel crucial en la defensa del limes britannicus con lo cual albergaba tropas, tropas que en el siglo IV nombraron emperador a un joven general llamado Constantino justamente cuando se encontraba allí.
Estas tropas fueron evolucionando y cambiando desde que la isla fue ocupada en el siglo I de nuestra era hasta su abandono a principios del siglo V. De igual forma, la Casa del Tesoro de York, tras posteriores estudios, se supo que se encuentra sobre una de las antiguas vías romanas que servían entre otras cosas para el traslado de las legiones de un emplazamiento a otro.

HISTORIA DE LA INVESTIGACIÓN

Los estudios realizados a finales del siglo XX en York mostraron una serie de enseres, materiales y herramientas que conformaban una visión completamente distinta de la que se tenía de las legiones hasta el momento. Todo ello junto con los hallazgos encontrados en otras partes de las islas británicas como en Burgh Castle mostraron que el equipamiento de las legiones cambió a partir del siglo III.
Estas legiones utilizaban cascos forjados en varias piezas, túnicas de colores vivos como el verde, cambiaron el famoso gladius corto por una spatha larga que empezaron a llevar en el lado izquierdo y el uso del famoso escudo de teja dio paso a un escudo circular o elíptico. ¿Os suena esta descripción? Sí, es muy parecida a la dada por Harry Martindale.
Soldado romano
Representación del soldado romano que pudo ver Harry Martindale. Foto realizada por Javier Luque Ramírez.
A raíz de la culminación de las reformas militares de Constantino, a principios del siglo IV la zona se encontraba guarnecida por tropas de frontera, denominadas limitanei. Por tanto, lo que nuestro fontanero pudo ver no fue otra cosa que estas últimas fuerzas de oposición contra la barbarie que a principios del siglo V se vieron abandonadas por Roma con el rescripto del emperador Honorio y que aún hoy guardan la frontera.
Queda en vuestra mano creer o no si fue real, nosotros por si acaso realizaremos con sumo cuidado el ritual de la Lemuria para evitar visitas de ultratumba.

2 respuestas a «LA REALIDAD HISTÓRICA DE LOS FANTASMAS ROMANOS EN YORK»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.